La afirmación Gateway

 En sus viajes fuera del cuerpo, Robert Monroe se dio cuenta  cuenta de que las  situaciones, visitas y  encuentros con otras energías resultaban más interesantes y claras después de haber indicado sus intenciones. Para él, afirmar su intención era como una puerta, un puente o incluso una contraseña para pasar a otras dimensiones.  En cada curso del Instituto Monroe, los participantes reciben una hoja con el texto de la que llamamos Afirmación Gateway para poder memorizarla. Al principio del primer ejercicio la escuchan para repetirla en voz alta o en su mente. Pero a partir del segundo ejercicio ya hay que tenerla memorizada.  Si ya sabes que vas a participar en un curso o taller de Hemi-Sync del Instituto Monroe, tienes la oportunidad de memorizar la afirmación de Robert Monroe de antemano.

Seguir leyendo

El método del Instituto Monroe: evolución científica de los mantras

Para muchos, es el método más científico de expansión de la conciencia. Validado por el área de “espías psíquicos” de los servicios secretos americanos, muchas personas han confesado haber tenido experiencias “fuera del cuerpo”, regresiones y cambios trascendentales en sus vidas después de alguno de esos cursos. Sus monitores reconocen que sus raíces se hunden en la historia de la espiritualidad, pero sus métodos incorporan la investigación científica más actual. Por ello, para muchos, Hemi-sync es la evolución natural de los ancestrales métodos del yoga y las diferentes tradiciones espirituales. Rodeado de un mítico halo de misterio, el Instituto Monroe es, junto al Instituto Esalen, el más conocido centro de desarrollo de la conciencia en los Estados Unidos. Desde los años sesenta, el antiguo magnate de la radio Robert Monroe fue desarrollando el primer método científico de expansión de la conciencia, basándose en sus conocimientos sobre las ondas. Tal fue su avance, que los servicios de espionaje del ejército norteamericano se interesaron por sus métodos. Skip Atwater, durante algún tiempo director de investigación del Instituto Monroe, desarrolló con Monroe sus capacidades de clarividencia durante cuatro años mientras trabajaba para el ejército. Pero fue tan grande la atracción mutua que acabó dejando el ejército, para pasar a ser el más cercano colaborador de Monroe y a convertirse a su muerte, en su sucesor.

Seguir leyendo

Entrevista a Carol Sabick

Recordándola, he encontrado estra entrevista de 2006: Introdujo el Hemi-Sync en España hace una década, un sistema de sonido creado para facilitar la expansión de la conciencia. Con ella les dejamos… Su proyecto más inmediato es crear en España el Centro Europeo de Hemi-Sync, una escuela laboratorio donde puedan llevarse a cabo experimentos controlados sobre las transformaciones cerebrales que se producen con esta tecnología.Sin siquiera sospechar que terminaría convirtiéndose en representante del Instituto Monroe en Europa, y que el sonido “transformaría” por completo su vida, anduvo doce años dedicada a confeccionar y afinar clavecines, mucho antes de doctorarse en medicina bioenergética en Inglaterra y Sri Lanka, donde estudió los efectos del sonido para aliviar enfermedades relacionadas con el estrés. Eso fue a principios de los noventa. Poco después viajaría a Virginia para hacer su primer curso en el Instituto Monroe. Desde entonces su vida ha girado en torno al Hemi-Sync. Además de impartir cientos de cursos con esta tecnología, con su asociación de Reiki ha ayudado a muchas personas a sanar y a evolucionar. Algunos lectores la conocerán por el reportaje “Viaje al fondo del cerebro” publicado en ENIGMAS –núm. 10, 2001–; otros por haber realizado con ella algunos de sus cursos. Ahora nos habla en exclusiva para nuestra revista sobre su peculiar experiencia transformadora con Hemi-Sync. ¿Cuándo vino a España y por qué? En los años sesenta vine a estudiar historia en el Museo de Navarra, donde había un plan de estudios especial para extranjeros, y obtuve una titulación similar a filosofía y letras. Aprendí mucho. Luego estudié derecho y durante un tiempo ejercí la abogacía, pero no me gustaba pleitear. Terminé por dejar todo eso atrás cuando me adentré en el mundo del sonido. Me interesaba mucho conocer los efectos que estos producen en la materia y el…

Seguir leyendo

Meditación

La meditación (del latín meditatĭo, -ōnis) describe la práctica de un estado de atención concentrada sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia, o el propio estado de concentración. Esa palabra latina originalmente indica un tipo de ejercicio intelectual. En el ámbito religioso occidental, sin embargo, se ha distinguido entre «meditación» y «contemplación», reservando a la segunda un significado religioso o espiritual. Esta distinción se vuelve tenue en la cultura oriental, de forma que al comienzo de la influencia del pensamiento oriental en Europa, la palabra adquiriría un nuevo uso popular referido a la meditación propia del yoga, originada en la India. En el siglo XIX, los teósofos adoptaron la palabra «meditación» para referirse a las diversas prácticas de recogimiento interior o contemplación propias del hinduismo, budismo y otras religiones orientales. No obstante, hay que notar que este tipo de práctica no es ajena a la historia de Occidente, como muestran descubrimientos de vasijas celtas con figuras en postura yóguica. La meditación se caracteriza normalmente por tener algunos de estos rasgos:     Un estado de concentración sobre la realidad del momento presente     Un estado experimentado cuando la mente se disuelve y es libre de sus propios pensamientos     Una concentración en la cual la atención es liberada de su actividad común y es focalizada en Dios (propio de las religiones teístas)     Una focalización de la mente en un único objeto de percepción, como por ejemplo la respiración o la recitación constante de un vocablo o de una sucesión de ellos. La meditación no solo puede tener propósitos religiosos sino estar también enfocada en el mantenimiento de la salud física o mental, e incluso puede tener propósitos de conexión cósmica para encontrar respuestas a esas preguntas universales que a lo largo de la Historia el ser humano ha tenido.…

Seguir leyendo

Mi maestra

Mi maestra, entrenadora y mentora  de Hemi-sync, Carol Sabick, ha pasado los últimos tres años en el Instituto Monroe, como directora ejecutiva, pero enfermó de pronto hace unos días y acabo de recibir malas noticias acerca de su estado de salud. Tenía enormes proyectos de visitarla y hacer  cursos en Virgina con ella, pero las condiciones económicas de nuestro país me han contenido estos años y ahora me temo que no la veré allí nunca. Le enviamos todos sus amigos continuos pensamientos de amor y serenidad. Te queremos, Carol.

Seguir leyendo

Qué es el Hemi-Sync®

Es bien conocido que el cerebro humano tiene dos hemisferios aparentemente iguales pero cada uno con una función determinada y un papel complementario al del otro. Sin embargo, hasta hace poco era un «secreto» que el funcionamiento sincronizado de ambos hemisferios es uno de los aspectos más importantes del desarrollo de la mente humana y que esa cualidad puede entrenarse. Como se sabe, al hemisferio izquierdo le corresponden las facultades ligüísticas mientras las facultades auditivas y visuales están disminuidas. Su tono emocional es objetivo y su comportamiento amable y sociable. Controla el pensamiento lógico, analítico y abstracto, y hasta los años 50 se le consideraba el hemisferio más importante. Al hemisferio derecho, en cambio, le corresponden más intensamente las facultades auditivas y visuales pero tiene dificultad para comprender las palabras y se comunica mejor por gestos. Su tono emocional tiende a la tristeza, al pesimismo, a la emotividad y a la irritabilidad. Controla el pensamiento concreto, audiovisual y afectivo. Aunque ambos hemisferios están unidos entre sí por el cuerpo calloso cada uno procesa la información de manera distinta. Uno percibe el mundo en su riqueza y otro lo analiza. Pues bien, a pesar de que durante algún tiempo se creyó que el izquierdo es más «importante» los últimos descubrimientos en neurociencia indican que la integración de ambos es la clave de un sujeto equilibrado, productivo y con una idea correcta del mundo. De hecho, se apunta que un alto grado de sincronización entre hemisferios permite alcanzar el universo del genio: estados expandidos de conciencia en los que la realidad se vuelve mucho más rica y la capacidad creativa del hombre alcanza límites insospechados. Hacia ello, por cierto, apuntaban ya tradiciones tan antiguas como la tibetana y técnicas tan modernas como la del Hemi-Sync, abreviatura en inglés de las palabras «sincronización…

Seguir leyendo