Feliz Navidad

De aceptación, bondad, compasión y humildad se crearon las bases de una festividad que hoy, como ayer, ayudó a la humanidad a encontrarse a sí misma en medio de las vicisitudes, el dolor y la opresión. No hay otra fecha en el calendario que estimule tanto a los seres humanos como el día de Navidad. Unos cuantos siglos después, con epidemias, guerras, revoluciones y consumismo incluidos, hacemos frente a otros tipos de adversidades y nos replanteamos cuál es el verdadero sentido de la Navidad. ¿Apostar por la esperanza, el perdón, la fe y el amor o simplemente obsequiar regalos? De cualquier manera, hay mil maneras de entrelazar ambos sentidos: repartir la alegría entre los 365 días del año, regalar un buen libro o un buen abrazo; darle de comer a quien tenga hambre o ayudar de alguna forma a quien no tenga techo. Celebrar Navidad es incluso mucho más que aferrarse a los parámetros de la fe religiosa que la profesa. Es reconocer sus valores y que nos hacen reflexionar sobre la imperiosa necesidad de conseguir un mundo mejor, que venza los intereses de los poderosos y supere las promesas que nunca se cumplen.

Seguir leyendo

Entrevista a Carol Sabick

Recordándola, he encontrado estra entrevista de 2006: Introdujo el Hemi-Sync en España hace una década, un sistema de sonido creado para facilitar la expansión de la conciencia. Con ella les dejamos… Su proyecto más inmediato es crear en España el Centro Europeo de Hemi-Sync, una escuela laboratorio donde puedan llevarse a cabo experimentos controlados sobre las transformaciones cerebrales que se producen con esta tecnología.Sin siquiera sospechar que terminaría convirtiéndose en representante del Instituto Monroe en Europa, y que el sonido “transformaría” por completo su vida, anduvo doce años dedicada a confeccionar y afinar clavecines, mucho antes de doctorarse en medicina bioenergética en Inglaterra y Sri Lanka, donde estudió los efectos del sonido para aliviar enfermedades relacionadas con el estrés. Eso fue a principios de los noventa. Poco después viajaría a Virginia para hacer su primer curso en el Instituto Monroe. Desde entonces su vida ha girado en torno al Hemi-Sync. Además de impartir cientos de cursos con esta tecnología, con su asociación de Reiki ha ayudado a muchas personas a sanar y a evolucionar. Algunos lectores la conocerán por el reportaje “Viaje al fondo del cerebro” publicado en ENIGMAS –núm. 10, 2001–; otros por haber realizado con ella algunos de sus cursos. Ahora nos habla en exclusiva para nuestra revista sobre su peculiar experiencia transformadora con Hemi-Sync. ¿Cuándo vino a España y por qué? En los años sesenta vine a estudiar historia en el Museo de Navarra, donde había un plan de estudios especial para extranjeros, y obtuve una titulación similar a filosofía y letras. Aprendí mucho. Luego estudié derecho y durante un tiempo ejercí la abogacía, pero no me gustaba pleitear. Terminé por dejar todo eso atrás cuando me adentré en el mundo del sonido. Me interesaba mucho conocer los efectos que estos producen en la materia y el …

Seguir leyendo

Repensar la Sincronicidad

“Buscar sincronicidades conscientemente, comprendiendo que esas coincidencias son un reflejo de lo que pensamos, revela nuestra extraordinaria habilidad par modelar el universo basándonos en nuestros pensamientos.”  Las experiencias sincrónicas (SE) son esas coincidencias extrañas en las que el medio ambiente parece estar hablando directamente con nosotros a través de los acontecimientos. En mi trabajo como psicólogo, tengo clientes que comentan ciertas  emisiones de radio y televisión, o eventos aleatorios de todo tipo que parecen hacer comentarios sobre lo que están pensando, como si algo estuviera leyendo sus mentes. Los psicólogos llaman a esta experiencia “Pensamiento de referencia” porque los acontecimientos parecen hacer referencia a los pensamientos del cliente. Muchos clientes con trastornos psicóticos experimentan pensamientos de referencia. Pero lo que es un síntoma de enfermedad mental, ¿no es también una experiencia que todos de alguna forma hemos sufrido alguna vez? ¿Qué pasa si los televisores realmente parecen hacer comentarios sobre lo que estamos pensando? Existe una medida de auto-consciencia llamada “la prueba del espejo”, según la nombra el biopsicólogo Gordon Gallup . Ciertos  animales se reconocen cuando se les muestra su propio reflejo en un espejo. Si  reconocen el reflejo en el cristal como propio, se toma como una indicación de que es un ser consciente de sí mismo. Además de los seres humanos, algunos grandes simios, elefantes, delfines  y algunas aves también lo hacen. Curiosamente, algunas aves y perros que inicialmente no pueden reconocer sus propios reflejos pueden ser entrenados para hacerlo. La sincronicidad es una forma de prueba del espejo. La gente ve en el espejo de los acontecimientos a su alrededor la imagen de su propia vida interior. Todos vemos lo que pensamos, sentimos y creemos. Incluso nuestras propias fantasías acerca de lo que estos reflejos hacen. Todos hemos experimentado  coincidencias significativas, que muestran nuestras creencias sobrenaturales …

Seguir leyendo

El mito de la caverna, de Platón

Platón nos ofrece en el famoso texto siguiente el mito de la caverna, metáfora de la situación del hombre en relación a la verdad y al ser y concentrada imagen de las tesis más importantes de su filosofía.  “I. -Y a continuación -seguí- compara con la siguiente escena el estado en que, con respecto a la educación o a la falta de ella, se halla nuestra naturaleza. Imagina una especie de cavernosa vivienda subterránea provista de una larga entrada, abierta a la luz, que se extiende a lo ancho de toda la caverna y unos hombres que están en ella desde niños, atados por las piernas y el cuello de modo que tengan que estarse quietos y mirar únicamente hacia adelante, pues las ligaduras les impiden volver la cabeza; detrás de ellos, la luz de un fuego que arde algo lejos y en plano superior, y entre el fuego y los encadenados, un camino situado en alto; y a lo largo del camino suponte que ha sido construido un tabiquillo parecido a las mamparas que se alzan entre los titiriteros y el público, por encima de las cuales exhiben aquéllos sus maravillas. -Ya lo veo -dijo. -Pues bien, contempla ahora, a lo largo de esa paredilla, unos hombres que transportan toda clase de objetos cuya altura sobrepasa la de la pared, y estatuas de hombres o animales hechas de piedra y de madera y de toda clase de materias; entre estos portadores habrá, como es natural, unos que vayan hablando y otros que estén callados. -Qué extraña escena describes -dijo- y qué extraños pioneros! -Iguales que nosotros -dije-, porque, en primer lugar ¿crees que los que están así han visto otra cosa de sí mismos o de sus compañeros sino las sombras proyectadas por el fuego sobre la parte de …

Seguir leyendo

Estados alterados de conciencia

Parece  que en este mundo moderno nuestro  se recurre a estimulantes como música estridente, drogas, alcohol, café y tabaco con el único ánimo de calmar la ansiedad o de evadirse. Pero en otras sociedades  los estados alterados de conciencia eran buscados de forma sistemática por otras y muy interesantes razones. Tal vez lo nuestro sea un recuerdo lejano de aquellas prácticas antiguas. Y es que un estado de consciencia alterado,  el hipnagógico, por ejemplo, ese en que estamos cuando nos despertamos, todavía medio dormidos, todavía poco conscientes, es enormemente creativo. Es un estado de semiconciencia donde percibimos distintos estimulos que van desde imagenes fuertemente simbolicas, voces, sonidos, música, percepcion de universalidad y otras experiencias de diversa indole, casi siempre las percepciones son clariaudientes o clarividentes, es decir que las percibimos como si fueran la realidad misma. Einstein y Dalí, por ejemplo, buscaban ese estado a propósito para resolver problemas complejos que se les habían resistido estando plenamente conscientes. Casi todas las personas recuerdan haber solucionado algo pendiente de esa forma. Para la ciencia más ortodoxa estas experiencias no son más que eso, pseudoexperiencias que como mucho nada más revelan la prolífica actividad del cerebro pero que no guardan ninguna conexion con la realidad más que, al igual que los sueños, ser el eco de las experiencias vividas. Las creencias ancestrales de muchos y diversos pueblos, sin embargo, y que han llegado hasta nosotros, insisten en que en estados alterados de consciencia  podemos analizar nuestro interior y además de procurarnos un mayor control y conocimiento de nosotros mismos,  solucionar dudas, inspirarnos, calmar las penas y la ansiedad. Partiendo de las experiencias anteriores, cada cultura ha desarrollado sus propias técnicas para entrar en estados alterados de conciencia. En América del norte por ejemplo, se pueden utilizar baños de vapor llamados inipi o …

Seguir leyendo

La gente que me gusta

Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni como lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen. Me gusta la gente que tiene personalidad. Me gusta la gente capaz de enternder que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón. La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE. Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuido. GRACIAS POR SER DE ESA GENTE. Imposible ganar sin saber perder. Imposible andar sin saber caer. Imposible acertar sin saber errar. Imposible vivir sin saber revivir. La gloria no consiste en no caer nunca, sino mas bien en levantarse todas las veces que sea necesario. Y eso es algo que muy poca gente tiene el privilegio de poder experimentar. Bienaventurados aquellos que ya consiguieron recibir con la misma naturalidad el ganar o el perder, el acierto y el error, el triunfo y la derrota… LA GENTE QUE ME GUSTA de Mario Benedetti.

Seguir leyendo